miércoles, 10 de octubre de 2007

Don Álvaro


Estamos con la espléndida pieza de Rivas en clase. Sigo incorporando nuevas referencias bibliográficas sobre esta obra que programo cada año. Hay un artículo de Antonio Hermosa en la revista Araucaria, que dirige, y que puede leerse a texto completo desde el ordenador. Se titula "Las tragedias del amor (Amor, honor y sociedad en Don Álvaro o la fuerza del sino)."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo he leido ese libro con Miguel Ángel en clase, y recomiendo a los alumnos de tercero, que lo disfruten porque merece muchísimo la pena.

Es para leerlo una y otra vez, ha sido de los mejores de la carrera.

Un saludo. Enhorabuena por el trabajo gustoso, va tomando una forma interesante.

T1CX dijo...

Don Álvaro, siempre pensé en llevar uno dentro. No sólo a él le mueve la fuerza del sino. Una persona caractrizada por la desfortuna (¿puede decirse?)o mala suerte nunca se fijará enlas cosas positivas de su vida.
Buena obra. A uno de mis amigos le encantaba, todos los años la releía una vez, quizás le regale un volumen est año, quizás sea e italiano.

Un saludo a todos los Don Álvaros del mundo.

T1cx

Miguel A. Lama dijo...

El otro día dije yo en clase "disfortuna", como una creación parecida a "disfavor" o a "disforme"; pero creo que ni "desfortuna" ni "disfortuna" están en el diccionario. Será mejor decir "infortunio", que lo es, en el desgraciado caso de Don Álvaro.

T1CX dijo...

Lo bonito de la lengua es lo bonito de la libertad. Poder crear a tu antojo, con o sin fines lucrativos, enseña el poder de tu mente y tu imaginación.
Lo malo es pensar que nos veten, mentalmente o no.
Asi que hablemos de infortunio porque la "desfortuna" tiene un mal nombre y a mi no me hace mucha gracia.
Por cierto, yo tampoco dejo de pensar en la lengua.

Saludos.